14 de Mayo de 2018

¿Querés hacer un experimento con nosotras?

Tomá aire profundo, y pensá en la mirada de una de las personas que más quieras en el mundo. Imaginate que te está mirando a los ojos, que te sonríe y que te da un abrazo lleno de amor.
Ahora cerrá los ojos un instante y volvé a hacer eso.
¡Ya está! tu cerebro acaba de liberar una cantidad de hormonas del “placer” a cada célula de tu cuerpo.

A veces, sentirnos mejor, es tan fácil como cerrar los ojos y evocar un recuerdo muy agradable.

¿Con quién te gustaría compartir este secreto?
Verónica y Florencia Andrés

P.D.: ¿Te quedaste sonriendo? Suele ser un efecto colateral después de hacer ese ejercicio. ¡Seguí sonriendo que la vida es como un espejo, decía Ghandi: si le sonreís, te sonríe!


Avisale a un amigo para que se suscriba a los tips:


Con Confianza Total... Todo es posible ®
© www.confianza-total.com ®



Compartir
Haga clic aquí para dejar un comentario 0 Comentarios