11 de Junio de 2018

Sos de las personas que se sacrifican para lograr sus metas?
Si, ya sabemos. nos inculcaron esa idea desde chicos: sin sacrificio nada se logra.

Pero, ¿sabés una cosa? Nosotras no estamos muy de acuerdo con esa idea de que sin sacrificio no se gana nada. Ni nosotras ni las investigaciones más recientes.

Cuando nos sacrificamos, tendemos a olvidarnos de nosotros mismos. Nos ocupamos de los demás: nuestros hijos, nuestras casas, nuestros clientes, nuestro padres….y nos olvidamos de lo importante que es dedicar un tiempo a nuestra renovación.
¿Y qué pasa cuando te olvidás de vos?
Empezás a resentirte. Sin darte cuenta, vas acumulando un poquito de mal humor todos los días. Y de pronto un día te encontrás estallando: “Yo me sacrifico y acá nadie se da cuenta?”
El problema no está en que nadie se de cuenta de cuánto te sacrificás. El problema está en que vos no te des cuenta de lo importante que es parar para renovarte.

¿Qué cosas ayudan a renovarte? un encuentro con amigos, un buen baño, leer un libro, poner un detalle lindo en la mesa en la que trabajás, poner algún rico olor en el ambiente, pensar en los motivos que tenés para agradecer, llamar a alguien sólo para decirle que lo querés mucho…

Al hacerlo, tu energía se renueva.
Y al renovarte, vas a tener mucha más energía y buena onda para ocuparte de todas esas personas de las que te ocupás.

¿Qué vas a hacer para renovar tu energía hoy?
Verónica y Florencia Andrés

P.D: Sí, claro que irte de vacaciones a un lugar lindo puede ser una gran renovación! Pero no es la única manera. Incluí momentos de renovación personal todos los días!


Avisale a un amigo para que se suscriba a los tips:


Con Confianza Total... Todo es posible ®
© www.confianza-total.com ®



Compartir
Haga clic aquí para dejar un comentario 0 Comentarios