​26 de noviembre 2018

​Tiempo de exámenes para algunos, tiempo de corridas para otros, tiempo de  ansiedades para muchos… Y encima se acerca fin de año y parece el fin del mundo. Andamos de aquí para allá agotados, fundidos, extenuados!

Y aquí estoy yo, empantanada, a veces como perro mordiéndome la cola, dando vueltas en círculo con la sensación de que no avanzo, abrumada porque que no me puedo repartir en mil pedacitos…Y la tremenda sensación de estar nadando en dulce de leche!

No temas! Nos pasa a todos, pero hay salida… Y es más simple de lo que imaginás.Por unos instantes conectate  con tu respiración, inhalando y exhalando suavemente, dejá que el aire llene tus pulmones, y repetí internamente “inhalo paz”... “exhalo ansiedad”…Hace esto varias veces al día, y después me contás.

Vero y Flor

P.D​.: ¿Sabés por qué algo tan simple como la respiración consciente puede cambiar tu estado de ánimo? Porque el oxígeno es el elemento más importante para que todos los órganos y tejidos de tu cuerpo funciones con normalidad. Tu cerebro sólo puede estar 4 minutos sin recibir oxígeno antes de que deje de funcionar​! Y si esto es verdad, y lo es, también es cierto que usar la respiración para bajar las revoluciones internas puede funcionar de maravillas y con mucha rapidez! El secreto: hacer esas pausas para tomar aire, y dejar que el oxigeno invada conscientemente cada célula de tu cuerpo, varias veces al día. Da resultado! Probalo.


Avisale a un amigo para que se suscriba a los tips:


Con Confianza Total... Todo es posible ®
© www.confianza-total.com ®



Compartir
Haga clic aquí para dejar un comentario 0 Comentarios